Bolivia pide a la CIJ que acabe con una injusticia centenaria

Bolivia finalizó, ayer, con la réplica de los alegatos orales en la demanda marítima, donde pidió a los miembros de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la ONU con sede en La Haya, que emita un fallo para acabar con la injusticia la cual fue sometida por más de 100 años al no contar con un acceso soberano al océano Pacífico.

El agente de la demanda marítima, Eduardo Rodríguez Veltzé, fue el encargado de cerrar los alegatos bolivianos, quien manifestó las esperanzas que tiene la población boliviana de retornar las costas del mar.

“Bolivia solicita respetuosamente a la Corte que reconozca y declare que Chile tiene la obligación de dialogar con Bolivia con miras para alcanzar un acuerdo por la que se conceda a Bolivia un salida soberana al pacifico, en un plazo razonable. Vemos que Chile ha incumplido dicha relación”, expresó en su intervención.

El equipo jurídico compuesto por seis expertos en derecho internacional, en nueve horas, durante tres jornadas sustentó los alegatos orales de la demanda boliviana contra Chile ante los 15 jueces de la Corte. Este mismo tiempo fue usado por la defensa del país transandino, su última participación será mañana.

COMPROMISOS

Los abogados que antecedieron a Rodríguez, entre ellos Vaughan Lowe, Payam Akhavan, Remiro Brotóns, Ammy Sander y Mathias Forteau recordaron que Chile asumió reiterados compromisos de diálogo para atender la demanda boliviana, el cual era independiente al Tratado de Límites de 1904, lo que en derecho internacional crea derechos para exigir que se cumplan esos compromisos.

Akhavan insistió en hacer un recuento de todos los momentos en el que Chile estaba de acuerdo a negociar el conflicto boliviano, empezó su exposición con el acuerdo de 1895, seguían en reclamaciones de 1910, en propuestas de 1920, ante la Liga de las Naciones de 1921, en 1923 y el memorando de 1926.

En el acuerdo adjunto entre Chile y Perú de 1929, en las notas entre embajadores de 1950, en el memorando Trucco de 1961, en el Acuerdo de Charaña de 1975 y en las múltiples declaraciones de la OEA y, por último, la agenda de 13 puntos.

Le siguió la experta internacional, Monique Chemillier, quien advirtió que Chile pretende mantener una “paz injusta” basada en el Tratado de 1904, que definió límites fronterizos tras la invasión y posterior Guerra del Pacífico. Aseguró que chile pretende desconocer los compromisos que asumió en el transcurso de 100 años.

INSULZA

En la intervención de la abogada inglesa Amy Sander demostró con documentos las resoluciones que emitió la Organización de Estados Americanos, el cual fue rebatido por los argumentos chilenos.

Como prueba de ello recordó los pronunciamientos emitidos por los excancilleres chilenos Ricardo Lagos y Miguel Insulza, este último era exsecretario general de la OEA, en el 2006 declaró que este tema era de interés de todo el continente.

En referencia a esto, Insulza admitió que en ese año la OEA planteó que el tema debía ser discutido bilateralmente, por lo tanto esa instancia no era mediador ni árbitro del conflicto.

USO DE LA FUERZA

El abogado español, Remiro Brotóns, comenzó su exposición recordando que “ni Dios ni la corona española le otorgaron a Chile el litoral boliviano; la fuerza le otorgó ese acceso violando un tratado vigente”.

Luego cuestionó que Chile no quiera identificar como tratados algunos de los documentos con los que Bolivia sustentó la demanda, cuando en el caso del juicio que enfrentó contra Perú hizo lo mismo.

ANTONIO REMIRO BROTÓNS

“Ni Dios ni la corona española le otorgaron el Litoral boliviano a Chile; la fuerza le otorgó ese acceso violando un tratado vigente”.

“Chile usó en el juicio contra Perú una serie de documentos a los que llamó tratados y ahora dice otra cosa”, manifestó en relación a que Chile pretende desconocer los acuerdos en diversas ocasiones en el transcurso de 100 años de la demanda boliviana.

MONIQUE CHEMILLIER

“Hoy Chile parece satisfacerse de una paz injusta basada en el Tratado de 1904, sin querer recorrer el resto camino al que se había comprometido de manera de asegurar una auténtica reconciliación entre ambos pueblos. No obstante, la historia se impone, porque más allá de la línea general que ha marcado ya varias décadas, es en este siglo de historia que encontramos los elementos que representan las bases de la obligación de negociar el acceso soberano al mar que Bolivia pide que Chile honre”.

AMY SANDER

“En el 2006, el secretario general de la organización de estados americanos, se expresó claramente que este tema era de interés hemisférico que tenía que ser resuelto, en 2006 el señor José Miguel Insulza Salinas, secretario general dela OEA, y antiguo ministro de Relaciones Exteriores de Chile declaró y citó que la OEA considera a este tema como interés de todo el continente”.

Fuente: El Diario