Cuatro sueños tras un mismo objetivo: la Copa

Después de 60 partidos disputados, cuatro selecciones que partían en el ramillete de aspirantes, aunque no en el primer plano del favoritismo, encaran las semifinales del Mundial de Rusia dispuestos a escribir una nueva página en la historia de sus países.

Más que rememorar épocas más o menos pretéritas, de querer emular a equipos para el recuerdo, los cuatro supervivientes, Francia, Bélgica, Croacia e Inglaterra, quieren plasmar en los coliseos de Moscú y San Petersburgo su propio relato.

Francia e Inglaterra se coronaron como anfitriones en 1998 y en 1966 ante los dos equipos que dominan el historial de la Copa del Mundo, Brasil y Alemania.

Bélgica llegó a la semifinal en México 1986 pero se topó con el gran Diego Armando Maradona y Croacia con la Francia de Zinedine Zidane.

El juego del conjunto de Didier Deschamps, sin ser brillante, ha sido efectivo, que le ha dado para superar la fase de grupos con solvencia y dejar en la cuneta, también con cierta autoridad, a la Argentina de Leo Messi y a la Uruguay de Luis Suárez y Edinson Cavani, cuya baja en el choque de cuartos fue determinante.

Bajo el mando del técnico español Roberto Martínez, Bélgica está en disposición de confirmar lo que se llevaba tiempo esperando de un grupo de jugadores con grandes posibilidades, el auténtico salto de calidad hacia la cima mundial.

Bélgica, máxima anotadora del torneo, ha demostrado su enorme potencial hacia adelante, pero también su capacidad de sacrificio para minimizar las virtudes del rival y defender con todo, como le ocurrió ante Brasil en los cuartos de final.

El estadio de San Petersburgo dictará sentencia mañana y definirá si por primera vez en la historia, son estos diabólicos ‘diablos rojos’ los finalistas.

Para el miércoles, en el estadio Luzhniki de Moscú queda reservada la segunda semifinal entre Croacia e Inglaterra.

Será mucho más que un duelo entre las dos grandes figuras de ambas selecciones, Luka Modric y Harry Kane. También balcánicos e ingleses han resaltado, por encima de las individualidades, el valor del colectivo.

Sufrir han sufrido los dos equipos, aunque algo más Croacia, que ha necesitado los penaltis para desembarazarse en octavos de Dinamarca y en cuartos de la anfitriona Rusia, mientras que Inglaterra precisó de la tanda de penas máximas ‘tan solo’ frente a Colombia, porque a Suecia en cuartos la superó sin apuros.

FORTALEZAS Y DEBILIDADES

SELECCIÓN DE FRANCIA

Fortalezas: Letal con espacios, donde más luce su estrella, Mbappé, como ante Argentina.

Equipo muy atlético que va muy bien a balón parado, como ante Uruguay.

La pareja de laterales, Lucas Hernández y Pavard, de lo mejor del Mundial.

Debilidades: No tiene un centro del campo creativo; a su medio más técnico (Rabiot) lo dejó en París.

La defensa en colectivo se despista, no es nada nuevo.

Su delantero centro, Giroud, no ha marcado y a Griezmann le ha faltado algo de regularidad en la brillantez.

SELECCIÓN DE BÉLGICA

Fortalezas: Domina la transiciones como nadie, así acabó con Brasil y con el marcador a favor se encuentra muy cómoda.

Tiene plan B con la envergadura de muchos de sus jugadores. Lo usó ante Japón y funcionó.

Roberto Martínez, el técnico que gana partidos con la pizarra, como ante Brasil.

Debilidades: Se atasca ante equipos que se cierran y que le hacen correr detrás del balón (Japón un buen rato).

No tiene un solo jugador constructivo en el centro de campo.

Los laterales son muy ofensivos y descubren su espalda.

SELECCIÓN DE INGLATERRA

Fortalezas: Equipo más trabajado que en otros torneos, y más solidario.

Southgate no inventa, explota los recursos de toda la plantilla.

Ha silenciado el eterno debate de la portería. Ya tiene portero: Jordan Pickford.

Kane lleva seis goles, pero es más que un nueve: él y Lingard apoyan los ataques en estático de los ingleses.

Debilidades: Su ataque atasca por el centro y sin profundidad, hasta que aparecen los laterales.

No tiene jugadores creativos pero Southgate lo sabe y maneja otras armas.

SELECCIÓN DE CROACIA

Fortalezas: Rakitic y Modric son una pareja de mediocentros excelsa y con Modric de mediapunta también luce esta Croacia.

El nivel del ataque lleva años a gran nivel y en el Mundial se da ha dado a conocer Rebic.

Subasic, un seguro en las tandas de penaltis.

Debilidades: Vida y Lovren no son la mejor pareja de centrales pero están salvando la papeleta.

Hasta que Rakitic coge el timón Croacia es un equipo vulgar.

Despistes a balón parado, como en el segundo gol de Rusia en la prórroga.

Fuente: EFE