“De los Andes al Caribe”, de Óscar Ordóñez

El escritor y periodista Óscar Ordónez presenta hoy su obra “De los Andes al Caribe”, una crónica literaria, en la que narra su travesía por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, hasta llegar a la hacienda La Quinto de San Pedro Alejandrino, lugar en el que falleció el libertador Simón Bolívar.

Apasionado por la etimología y la historia de la lengua española, Óscar Ordóñez Arteaga (OOA) relató a EL DIARIO (ED) que todo empezó cuando decidió asistir a un congreso de la Lengua Española en Cartagena de Indias, de ahí surgió la obra de género periodístico literario, donde él mismo es el personaje central.

ED.- ¿POR QUÉ EL TÍTULO DEL LIBRO?

OOA.- Porque con el título pretendo describir en dos oraciones de qué trató esta “aventura”. Entrecomillo esta palabra porque más que una aventura se trató de descubrirme como periodista, si era capaz de tener la “madera” suficiente como para resistir tantos días de viaje y de no saber a ciencia exacta qué tipo de cosas me esperaban.

ED.- ¿CUÁNDO EMPEZÓ A ESCRIBIR Y TERMINAR LA OBRA?

OOA.- Empecé a escribir en 2010 y lo terminé en 2015.

ED.- ¿QUÉ LO INCENTIVÓ?

OOA.- Todo nació en un viaje motivado destinado a asistir en Cartagena de Indias, Colombia, al IV Congreso Internacional de la Lengua Española.

El “plato fuerte” de ese congreso fue el escritor Gabriel García Márquez, porque en 2007 se cumplían 40 décadas de la publicación de su novela: “Cien años de soledad”.

Los organizadores del congreso (la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua) prepararon una edición conmemorativa de esta novela y le entregaron a García Márquez el primer ejemplar.

Sin embargo, mi itinerario de viaje no terminó en Cartagena de Indias. Cerca estaban la ciudad de Santa Marta y el municipio de Aracataca (ambos lugares en el departamento de Magdalena).

ED.- ¿POR QUÉ SANTA MARTA?

OOA.- En la ciudad de Santa Marta visité la hacienda La Quinto de San Pedro Alejandrino, el lugar donde murió el libertador Simón Bolívar.

Bolívar llegó a Santa Marta el 1 de diciembre de 1830 y murió el 17 de ese mismo mes. Estaba devastado por la desmembración de la Gran Colombia y por la muerte de Antonio José de Sucre, su más dilecto sucesor político.

Si lees la novela “El general en su laberinto”, de García Márquez (o si ya la has leído), tal vez te atrape la forma en cómo el escritor narra la travesía del libertador sus últimos meses de vida, que a su juicio están muy poco documentados.

Tal vez no les suceda a muchos, pero me nació la curiosidad de conocer la ruta que Bolívar tomó.

ED.- ¿POR QUÉ SANTA ARACATACA?

OOA.- En 2006, el entonces alcalde de Aracataca decidió organizar un referendo para cambiar el nombre del pueblo por el de “Aracataca Macondo”. Su iniciativa no tuvo éxito, la gente del pueblo no lo apoyó.

El argumento del Alcalde para esta consulta era que el pueblo estaba al borde de la miseria. Y que si le cambiaban el nombre, tal vez atraería más turismo.

Eso me llamó la atención. Y todas las notas de prensa de esa época no me daban más detalles. En resumen necesitaba saber más.

Y cuando se anunció lo del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, a celebrase en Cartagena de Indias, vi en ello una oportunidad imperdible para conocer la realidad actual de Aracataca y aprovechar de ver la cama mortal del libertador Bolívar.

ED.- ¿ES LA PRIMERA VEZ QUE ESCRIBE UNA OBRA SIMILAR?

OOA.- Sí. Es una crónica literaria de viaje que la voy narrando desde mi partida, en La Paz, hasta mi destino final que es Aracataca Macondo.

El libro en sí no cuenta ni se detiene en las reflexiones sobre el IV Congreso Internacional de la Lengua Española. Ese detalle es apenas unos dos capítulos.

Para una comprensión mejor, ese texto está dividido en cinco partes, de acuerdo con el recorrido geográfico de cuatro países: Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia.

Como te darás cuenta, este viaje lo hice por tierra: seis días completos, desde La Paz hasta Cartagena de Indias.

ED.- ¿QUÉ LO IMPACTÓ DURANTE SU TRAVESÍA?

OOA.- Ver cómo algunos pedazos de realidad de los cuatro países por los que recorrí, nos hacen comunes. A ello añadí algunos datos sobre sus historias y me di cuenta que, por muy diferentes que podamos ser o distantes que podamos estar, un sueño nos reúne: salir adelante como pueblos libres.

En cierto modo, se cumple esa sentencia pronunciada por García Márquez: “En América Latina siempre se ve algo cuando uno se asoma a la venta de un vehículo”.

ED.- ¿A QUÉ SE DEDICA ACTUALMENTE?, ¿CUÁLES SON SUS PLANES A FUTURO?

OOA.- Trabajo en el periódico El Potosí como editor de textos. Mis planes a futuro son seguir haciendo viajes, en busca de otros hechos que me llamen la atención.

NOTA: El libro será presentado a las 18.00 horas de hoy, en la Sala 4 “Teresa Gisbert” del Campo Ferial Chuquiago Marka, en el marco de la XXIII Feria Internacional del Libro (FIL) La Paz.

Fuente: El Diario