Llevan teatro social a comunidades

Siete elencos de El Alto, Cochabamba y Sucre llevan obras teatrales y talleres de actuación a las poblaciones de Peñas, Tiwanaku, Sorata, Ilabaya, Llallagua, Catavi y Batallas.

Las actividades son parte del Circuito Teatral Jallalla Pachamama, gestionado por la Fundación Centro Cultural Arbor, en cooperación con la ONG Bolivia Gruppen. Los elencos que participan en la actividad —que se desarrollará entre el 31 de noviembre y el 21 de diciembre— son Teatro Arbor, Resiliencia, Yatiri Teatro, Teatro Sol, Nadies perfecto, Delirium Tremens y Kurmi Pacha, con obras que incluyen la temática social, como Las venas abiertas de América LatinaLeyendas de mi tierraMemorias del fuegoBuscarlas no basta, entre otras.

Según informó el director de Arbor, Willy Flores Quispe, la metodología de la actividad consiste en poner en  circulación espectáculos teatrales en espacios históricos de las zonas rurales  y  ofrecer talleres de teatro a jóvenes de las poblaciones visitadas. Además, precisó que el objetivo del circuito es articular el movimiento teatral en el campo y promover la recuperación de la memoria histórica a través del arte. Indicó que cada presentación cuenta con la intervención de al menos 100 personas, entre actores e integrantes de la producción escénica. “Hemos decidido llevar nuestro teatro a las poblaciones rurales, donde nuestros hermanos no tienen oportunidad de ver y apreciar obras de teatro; queremos revitalizar los espacios históricos donde mostraremos nuestro arte”, explicó Flores, quien informó asimismo que las presentaciones realizadas en pasados días en Peñas y Tiwanaku fueron recibidas por públicos superiores al centenar de personas, especialmente por jóvenes y niños. El gestor cultural también  reveló que, siguiendo las lógicas andinas, tanto las puestas en escena como los talleres no son remunerados con dinero, sino que se busca la práctica del trueque del arte escénico con productos del lugar. 

Las actividades del circuito teatral se iniciaron el 31 de noviembre en la localidad de Peñas, donde el Teatro Albor presentó la obra Leyendas de mi tierra y el Grupo Teatral Resiliencia puso en escena Memorias del Fuego. La segunda jornada del evento tuvo lugar ayer en la localidad de Tiwanaku, con la puesta en escena de la obra Mujer alfa, por parte de Yatiri Teatro, y Memorias del fuego, por Resiliencia. Las presentaciones continuarán en Sorata, el 14 y 15 de diciembre, y en las poblaciones mineras de Llallagua y Catavi, el 17 y 18 de diciembre. El circuito concluirá con presentaciones especiales y un apthapi en la población de Batallas, el 21 de diciembre. Esta actividad surge a partir de la iniciativa del Teatro Albor, que en los últimos años ha desarrollado numerosas giras y presentaciones teatrales en comunidades rurales, llevando el arte teatral a espacios y públicos no convencionales.

Fuente: Cambio