Violencia de género retratada en pintura

La artista paceña Liset Ascarrunz inaugurará la exposición titulada “Cuerpos en disputa”, que pretende llamar a la reflexión al público asistente.

La muestra de 23 cuadros podrá ser apreciada del 7 al 22 de noviembre en la Galería de Arte del Centro Cultural de la Universidad Privada Boliviana (UPB), ubicada en la calle 5 de Obrajes.

“Con esta exhibición quiero tocar a las personas, hacer que se cuestionen y saquen sus conclusiones. Deseo mostrar la conmoción y el fuerte impacto de ver retratada la violencia hacia el género femenino”, explicó la pintora.

Ascarrunz utilizó la técnica del óleo sobre trupan (madera) para expresar, desde su interior y a través de su arte, el flagelo físico y social que muchas veces sufre la mujer.

Liset Ascarrunz es una pintora casi autodidacta, tuvo algo de formación con el reconocido maestro potosino de la pintura, Gonzalo Rodríguez, hace 20 años. Participó de varias exposiciones colectivas, su primera muestra individual la realizó el año 2012, la segunda el 2014 y “Cuerpos en disputa” será su tercera.

ANALOGÍA

Haciendo una analogía de la violencia de género con el campo ecológico, Ascarrunz además presenta cuadros que muestran árboles cortados, buscando una semejanza entre la naturaleza y la mujer.

Si bien todas las obras se enmarcan en el hilo conductor de la violencia, cada cuadro es singular y es acompañado de un texto que pretende transmitir al público el significado de cada pintura.

La artista confiesa que preparar la muestra, representó todo un proceso, desde entender a cabalidad la violencia de este tipo, hasta inspirarse para retratarla a través de sus pinceles. “Fue una forma de catarsis personal”, añade.

Además explica que esta muestra le dio la oportunidad de incursionar también en nuevas sendas pictóricas, como el arte abstracto. Revela que entre sus obras tiene un autoretrato inspirado en mitos, que le permitieron ponerse en un papel de inferioridad y culpa.

“Quiero agradecer a la UPB que me da la oportunidad de expresarme sin tener que preocuparme por la parte económica, me abre sus puestas con la libertad de exponer lo que yo quiera, con esta libertad es mucho más fácil crear”, indicó a tiempo de subrayar que la exposición está dirigida principalmente a la gente joven que es la que debe ver lo que provoca la violencia hacia la mujer.

“Los jóvenes tienen en sus manos la oportunidad de dar al mundo un nuevo paradigma, donde exista mayor igualdad y sobre todo mayor respeto a la mujer”, sostiene la artista.

Fuente: El Diario